Conservas rápidas en agua sal

Conservas rápidas en agua sal

conserva-de-verduras red de guardianes de semillas ecuador permacultura agroecologia organico

¿Qué hacer con lo sobrante de una cosecha grande? ¿O compraste de más y quieres conservar las verduras más tiempo? Puedes probar a hacer esta conserva de agua sal.

 

Necesitarás:

  • Un frasco de vidrio o cerámica (no usar plástico ni aluminio)
  • Una tela pequeña y un elástico para tapar el frasco
  • Agua sin cloro (puede ser de botellón o agua hervida)
  • Verduras para conservar
  • Sal marina (1 cucharada por cada taza de agua)

cosecha red de guardianes de semillas ecuador permacultura agroecologia organico

1. Corta las verduras que quieras conservar, puede ser zanahoria, espinaca, acelga, col, nabo, remolacha. También puedes experimentar dando acentos de sabores con cebolla, mostaza, albahaca o pimienta.

2. Pon las verduras en el frasco, puede ser por capas de colores. Presiona para que queden comprimidas en el frasco.

3. Mezcla cada taza de agua con una cucharada colmada de sal marina. Calcula que necesitarás una cantidad de agua que sea alrededor de la mitad de capacidad de tu frasco.

4. Vierte el agua salada en el frasco hasta que todas las verduras queden sumergidas. Es muy importante que las verduras queden cubiertas por agua. Si hay alguna fuera del agua podrían crecer hongos no comestibles en ella y dañar la conserva. Revísalo todos los días, para asegurar que todo esté bajo el agua, algunas verduras suelen flotar. También puedes poner un peso sobre todas las verduras, por ejemplo una piedra lavada y hervida, sobre una hoja de col, así aseguras que siempre estén sumergidas.

5. Tapa el frasco con la tela y un elástico alrededor.

Después de 15 días tendrás unas conservas deliciosas, con un sabor ligeramente ácido. De esta forma mantienen sus nutrientes y sus colores.

achogcha nabo cosecha conserva-de-verduras red de guardianes de semillas ecuador permacultura agroecologia organico

¿Por qué necesitamos agua sin cloro?

El cloro mata las bacterias naturales que se necesita para la fermentación. El agua clorada por eso mismo, puede afectar nuestras poblaciones bacterianas internas, que mantienen nuestra salud estable. Con las plantas ocurre lo mismo, ellas también dependen de sus bacterias, entonces es preferible no regarlas con agua clorada.

¿Cómo reducir el cloro del agua?

Puedes hervirla y dejarla enfriar, o también puedes hacer que el agua repose al aire libre por 2 horas, el cloro se evapora en reposo.

Mi conserva se demora o no fermenta, ¿qué puede ser?

Cuando las plantas han sido expuestas a pesticidas u otros agroquímicos, todas las poblaciones de bacterias mueren, aunque sean beneficiosas para la planta. Al hacer la conserva con este tipo de plantas, las bacterias naturales encuentran más difícil reproducirse y toman mucho más tiempo.

 

 

Receta de la guardiana Karina Dammer. Proyecto Atuk